¿POR QUÉ APADRINAR UNA COLMENA?

El Síndrome del Colapso de las Abejas o Colony Collapse Disorder (CCD) es un término acuñado por científicos norteamericanos, a partir del año 2006, para definir la inexplicable y masiva desaparición de abejas denunciada por los apicultores norteamericanos que, en algunos casos, causó pérdidas de entre el 50 % y el 90 % de las colmenas de abejas en pocas semanas, lo que se tradujo en una repentina desaparición de apiarios. (http://www.agrimundo.cl/wp-content/uploads/130826_reporte_apicultura_n22.pdf)

El “Colapso de las colmenas” tiene su origen en ciertas actividades agrícolas como la  agricultura industrial, los biocidas o el cambio climático. Entre un 20-35 % de las abejas europeas están desapareciendo cada año. En Estados Unidos la cifra llega a ser más alarmante.

Las principales amenazas para las abejas son:

–Biocidas: su uso convierte la agricultura industrial en una de las mayores amenazas para las abejas en todo el mundo. Además de envenenar a las abejas, perturban su sentido de la orientación. Estos venenos agrícolas causan la muerte de enjambres enteros. Recientemente la Unión Europea a prohibido cautelarmente (durante 2 años) los pesticidas neonicotinoides y derivados del tiametoxam, imidacloprid y la clotianidina, comercializados por Syngenta, Bayer y BASF.  Sin embargo, España ha votado en la Unión Europea a favor del uso durante cinco años más del glifosato en la agricultura (http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2017/11/27/5a1c5afa268e3e43308b4578.html), herbicida responsable de la muerte de cientos de miles de abejas cada año en nuestro país.

– Monocultivos extensivos: grandes superficies despobladas de biodiversidad, únicamente cultivadas con un tipo de planta, que carece de fuentes de alimentación variada. Si los monocultivos no ofrecen néctar y polen a las abejas, las fuerzan a grandes desplazamientos en vuelo que reducen su acopio; si ofrecen néctar y polen, las abejas hacen excesivo acopio de nutrientes que posiblemente no contienen toda la diversidad de aminoácidos necesarios para su correcta alimentación.

– Estrés: los apicultores miman sus colmenas y, por tanto, la miel. Pero cuando el número de colmenas y los procedimientos de manejo llegan a cifras industriales, el único objetivo es “maximizar la producción”. El mercado está lleno de miel pasteurizada (que no cristaliza como las naturales), importaciones de mieles de baja calidad y de dudosos controles sanitarios. Para que una colmena produzca más miel hay que llevar a cabo técnicas que producen estrés a las abejas y las sustituyen cuando no alcanzan los rendimientos esperados.

– Parásitos y enfermedades propagadas por apicultores: fundamentalmente ácaros que han sido importados junto con abejas de ecosistemas distintos. Para acabar con ciertos parásitos, como la varroa (ácaro) o la nosema ceranae (microsporidia unicelular), los apicultores “industriales” optan por una solución cómoda: el uso de sustancias químicas nocivas para el medio ambiente. Estas “medicinas” debilitan los enjambres generación tras generación, volviéndolos menos resistentes a las plagas. Además, estas sustancias contaminan la miel.

La varroa (llegada a Europa y América en 1985) o la nosema ceranae (en 2004) fueron introducidas “sin querer” desde el sudeste asiático tras la importación de abejas de una especie menos agresiva con el apicultor. Ingenua pretensión, un error habitual del ser humano, que no entiende el frágil equilibrio de los ecosistemas.

– Pérdida de la diversidad genética de las abejas, efecto del cambio de hábitats de especies no adaptadas o invasoras, sobre-explotación y cambio climático… (*)

MODALIDADES DE APADRINAMIENTO

1.- Modalidad Personal:

Podrás apadrinar una colmena que llevará tu nombre en exclusiva. Recibirás un documento que, junto con tus datos, nos enviarás por mail y te enviaremos tu certificado indicando cuál es tu colmena apadrinada. Además recibirás una foto de la misma. Te iremos informando de su evolución y a partir del mes de septiembre recibirás el importe de tu apadrinamiento en productos de la colmena. Podrás elegir entre los distintos lotes que te ofreceremos según tu preferencia. El programa de apadrinamiento se ha de realizar antes del mes de agosto de cada año para recibir estos productos en el mismo año.  Podrás visitar tu colmena, para lo que te proveeremos del equipo adecuado, dos veces al año y siempre siguiendo las instrucciones del apicultor. Ten en cuenta que las condiciones meteorológicas y la temperatura de la época son determinantes para que esa visita no estrese a tus apadrinadas. El coste de este apadrinamiento es de 70 euros anuales.

2.-Modalidad Compartida:

Podrás apadrinar una colmena que además apadrinará otra persona. Recibirás un documento que, junto con tus datos, nos enviarás por mail y te enviaremos tu certificado indicando cuál es tu colmena apadrinada. Además recibirás una foto de la misma. Te iremos informando de su evolución y a partir del mes de septiembre recibirás el importe de tu apadrinamiento en productos de la colmena. Podrás elegir entre los distintos lotes que te ofreceremos según tu preferencia. El programa de apadrinamiento se ha de realizar antes del mes de agosto de cada año para recibir estos productos en el mismo año. El coste de este apadrinamiento es de 40 euros anuales.

(*) fuente del texto, agrimundo.cl y  ecocolmena.com